Hay en estas esquinas un rumor...

Sobre "El mejor físico europeo joven se queda sin beca en España"

⇠ Back to Blog:Elena

A quien pueda interesar,

Somos Antonio, research fellow trabajando en el Imperial College de Londres desde hace más de cuatro años, y Elena, con otros tantos años entre la Technische Universität München y la University of Southampton. Ambos nacidos en 1981. Con esta carta queremos transmitir nuestra decepción e indignación por los numerosos artículos publicados estos días en:

Nosotros estamos entre los 175 científicos que hemos tenido éxito en la resolución provisional de la convocatoria Ramón y Cajal de este año. Querríamos dejar claro lo dañino que resultan estos artículos (que incluyen frases como "Sin duda, han tenido en cuenta otras razones para elegir a los afortunados que las de una excelencia probada"), tanto para el sistema de selección de la convocatoria como para las personas que hemos conseguido uno de los contratos este año. El tema está tratado de una forma sensacionalista, superficial y tendenciosa.

Primero, aclarar que este joven investigador ha sido galardonado con el "Young Experimental Physicist Prize" de 2013, que otorga la división de altas energías de la EPS a físicos menores de 35 años que trabajan específicamente en el campo de la física experimental de partículas y/o la astrofísica de partículas - no en cualquier otro campo de la física. Parece que ningún periodista se ha molestado en revisar estos datos antes de elegir los títulos de estas noticias. Éste es un matiz que resulta muy relevante, dada la confusión que este artículo ha creado en la opinión pública. Recordemos una vez más que la convocatoria Ramón y Cajal tan solo ha otorgado 175 contratos para todas las disciplinas.

Es algo lamentable que estos mismos periódicos no hayan dedicado la menor atención a la convocatoria, ni a los jóvenes excelentes científicos (de muchas nacionalidades) que, provisionalmente, hemos tenido éxito este año. Los lectores sólo han sabido de la resolución del programa Ramón y Cajal a través de esta noticia, que refleja muy parcialmente la realidad. Ojalá se informen, contacten con los responsables científicos de la convocatoria, y rectifiquen.

Lo que verdaderamente merece la denuncia constante de los medios es que nuestros gobernantes reduzcan continua y drásticamente el presupuesto para ciencia (así como en educación o sanidad). Las convocatorias públicas se retrasan, se ofertan cada vez menos contratos y no se estabiliza a aquellos científicos que acaban ahora su Ramón y Cajal y demuestran merecerlo. De esta forma o bien se los empuja a emigrar de nuevo a otros países o se pretende que trabajen indefinidamente sin un contrato estable.

En nuestra opinión, los nombrados artículos enfocan mal el problema. Los sistemas de selección, incluso los de premios y condecoraciones, no son perfectos. Esto ocurre no sólo en España, sino en todo el mundo. El problema particular de España, y que nos lleva a la ruina intelectual, es combatir la crisis a golpes de recortes y desprestigio de las instituciones públicas. A lo que creemos ha contribuido toda esta confusión. Es lógico que entre tanta gente competente aspirando a tan pocos puestos, mucha gente competente quede fuera. Lo que es injusto es el reducido número de oportunidades.

Dr. Antonio I. Fernández Domínguez (Leverhulme Fellow, Imperial College London)

Dr. Elena del Valle Reboul (Humboldt Fellow, Technische Universität München)